9) No descuides tu vida
A veces pensando en qué hace o deja de hacer la pareja, se descuida la vida propia. Está bien que tengan proyectos conjuntos, pero no olvides que son individuos diferentes y pueden desarrollar planes por separado sin que eso afecta la relación.