Cuidado con las siestas
Un descanso prolongado durante el día afecta el sueño nocturno. Las siestas no deberían durar más de media hora ni tampoco ser al finalizar la tarde, porque costará más dormirse en la noche. La excepción a esta sugerencia es para quienes trabajan en horarios nocturnos, ya que sí conviene descansar al atardecer a fin de rendir mejor en la jornada.